Hoy os dejo lo que en mi consulta llamo, “la pregunta del millón” ¿Por qué crujen las vértebras o articulaciones?

Es común que nuestras articulaciones crujan de vez en cuando, más durante el ajuste que realizan los quiroprácticos pero, ¿sabes realmente por qué ocurre esto?

Antes de nada, debemos aclarar que no todos los ajustes quiroprácticos hacen crujir las articulaciones. Existen cientos de técnicas quiroprácticas entre las cuales se escogen las más adecuadas a la condición y edad de cada paciente.

¿Por qué crujen las articulaciones?

Todas las articulaciones están rodeadas de una cápsula sinovial. Dentro de esta cápsula hay un líquido  con cierta cantidad de gases (CO2, N2 y O2)->(Dióxido de Carbono, Nitrógeno y Oxígeno) cuya principal función es la de lubricar las articulaciones. Si no tuviéramos este líquido, el roce entre los huesos terminaría desgastándolos al poco tiempo, pero gracias al líquido sinovial, se evita que haya un contacto directo entre ellos y se puedan mover las articulaciones sin problemas.

Al ejercer una presión o un estiramiento sobre una articulación (lo que ocurre durante un ajuste quiropráctico), el espacio entre los huesos de una misma articulación aumenta y, por tanto, también aumenta el volumen de la cápsula sinovial. Al aumentar dicho volumen, se crea una zona de baja presión que provoca que los gases salgan del líquido sinovial en forma de burbujas. A este proceso se le llama Cavitación.

Estas burbujas estallan y son las que producen ese sonido de crujido tan característico. Para que se te hagas una idea, es una cosa similar a lo que ocurre al destapar una botella de Champan. Cuando la abres, la presión dentro de la botella disminuye y los gases disueltos dentro de la bebida salen de ella ¡PLOP!

También pueden participar en este sonido, pero en menor medida, los ligamentos y los tendones de alrededor de nuestra articulación. Una vez que las burbujas han estallado, no podrán volver a hacer crujir esta articulación. Cualquier intento antes del tiempo necesario (15-30 minutos) lo único que logrará será un sonido mucho más débil o directamente ningún sonido.

Screenshot_2017-04-30-08-34-56_1

¿Para qué hacer crujir las articulaciones?

Hasta ahora hemos estado hablando de crujir una articulación sin ningún propósito terapéutico pero cuando se trata de crujirla para devolverle una movilidad correcta entonces, además de no ser nocivo, mejora la salud en todos los sentidos.

Si se trata de un pie puede corregir la postura, si se trata de una mano nos permitirá recuperar fuerza y si se trata de unas vertebras entonces liberaremos el sistema nervioso y permitirá a los músculos y órganos funcionen al 100%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s